Decoración

Descubra 15 colores hermosos para pintar una casa y salir de lo básico

La imagen muestra varias casas de diferentes tamaños, diseños y colores.

Elegir colores hermosos para pintar tu casa es un paso muy importante en el proceso de decoración. A partir de ellos, podrás pensar en el ambiente que deseas crear, junto con la iluminación y la elección de muebles.

¿Siempre es la mejor opción el blanco? ¿La fachada debe ser de un tono neutro? ¿Es arriesgado optar por un azul marino para decorar la sala de estar? Estos son algunos interrogantes útiles que podrías estar haciéndote en este momento.

En este post, InCassa Muebles intentará aclarar todas esas dudas y presentarte 15 sugerencias de colores para dar más vida y alegría a tu hogar. ¡Continúa leyendo con nosotros!

¿Cuáles son los mejores colores para pintar la casa?

Los colores neutros y suaves son apuestas seguras para pintar tu casa, tanto por dentro como por fuera. Esto se debe a que causan un efecto de tranquilidad, armonía y permiten explorar estampados, texturas y tonalidades en muebles y objetos de decoración. Algunos de los mejores colores son:

Conjunto de muestras de colores de pintura con tonos neutros y cálidos.

  • Blanco roto;
  • Gris suave (claro, menta o azulado);
  • Terracota;
  • Azul suave;
  • Verde claro;
  • Champán.

Pero, por supuesto, no son las únicas alternativas que tienes. A lo largo del post, se presentarán otros colores y consejos para que crees ambientes acogedores, enérgicos y que te hagan sentir como en casa.

Colores hermosos para pintar el interior de la casa

Para decidir los colores más hermosos y adecuados para el interior de la casa, primero debes pensar en el ambiente que deseas crear en ese espacio. Un dormitorio puede recibir una pintura de pared más acogedora, mientras que la sala de estar, un espacio social, puede ganar colorido.

Sala con una combinación de muebles, decoraciones y paredes de colores vivos y atractivos.

También será importante considerar el estilo de decoración interior que deseas. Algunos estilos, como el escandinavo, requieren paredes más neutras; mientras que el estilo clásico se presta bien a tonalidades intensas.

¡InCassa ha hecho una selección de colores para que explores la creatividad en los espacios internos de tu hogar! Echa un vistazo:

1. Verde Oscuro

El verde oscuro, a pesar de ser una tonalidad intensa, combina muy bien en salas de estar con una decoración rústica. Madera y detalles en gris suave para equilibrar visualmente. Es un color que transmite templanza y relajación.

Una sala minimalista con paredes de color verde oscuro, muebles de madera natural y un gran numero de platas decorativas.

2. Beige

El color beige o crema es neutro y versátil, pudiendo tener un tono más cálido o más frío. Crea un espacio acogedor, perfecto para combinar con un proyecto de iluminación en salas de estar, dormitorios o cocinas.

Una acogedora estancia nórdica con una sala en escuadra de color beige que combina perfectamente con las paredes y los tonos naturales en la decoración.

3. Rosa Anaranjado

Similar al color del durazno, el rosa anaranjado aporta energía, positividad y movimiento a cualquier ambiente. Moderno y práctico, puede combinarse con otras tonalidades como rosa claro, naranja, rojo, blanco, amarillo, marrón, azul y ¡lo que dicte tu creatividad!

Foto de una cocina lineal completa acompañada de una barra amplia con bancos, todo en de color rosa anaranjado.

4. Azul Marino

Otro color intenso y oscuro en la lista, el azul marino es sofisticado, funcional y puede complementarse con muebles y objetos del mismo color. También puede contrastarse con detalles en gris, blanco, crema o verde.

Foto de una recámara minimalista en tono azul marino con algunos detalles en blanco.

5. Mostaza

Entre el amarillo y el naranja, el color mostaza potencia la luminosidad y claridad en el ambiente. Además, aporta energía, dinamismo y combina muy bien con decoraciones con plantas.

Comedor que combina paredes de color mostaza con una mesa y sillas rústicas fabricadas con madera natural.

6. Rosa Pálido

Suave, el rosa pálido no destaca mucho por sí solo, pero es una excelente tonalidad para crear combinaciones creativas y auténticas en tus espacios sociales, baño o dormitorio.

Foto de una estancia en color rosa pálido con pequeños sillones modernos del mismo color, acompañados por un mueble bufetero de color tabaco.

7. Turquesa

El color turquesa es moderno, juvenil y hermoso. Aporta una sensación de frescura, calma y pureza, siendo una excelente opción para dormitorios y salas de estar modernas.

Habitación con paredes de color turquesa con una recámara matrimonial decorada con un conjunto de cama del mismo color; la habitación está decorada por una gran colección de plantas decorativas además de algunos tejidos y artesanías de tono natural.

8. Burdeos

Atrevido, el burdeos es una tonalidad fuerte, impactante, que lleva consigo lujo y pasión en sus matices. Puede utilizarse muy bien en paredes y detalles en la sala de estar.

Foto de una elegante estancia en un glamuroso tono burdeos tanto en paredes como en el moderno sofá y sillón que puede verse en la habitación.

9. Púrpura

El color del misterio, el púrpura, es vibrante y combina con cualquier ambiente. Combínalo con la decoración de la pared y el estilo boho chic para tener una habitación de ensueño.

Fotografía de una moderna recámara con un atractivo estilo juvenil en el que se muestra una cama alta minimalista de madera acompañada de múltiples estantes para las paredes de color purpura de la habitación.

10. Verde Olivo

El verde oliva es un color suave que aporta mucha personalidad a tu dormitorio, cocina o sala de estar. Combínalo con elementos y objetos naturales para crear un ambiente agradable, tranquilo y lleno de vida.

La foto presenta una cocina minimalista en la que puede verse un tono verde olivo en las paredes y en los módulos que conforman la cocina, decorados por algunas plantas minimalistas y acompañados por unas estantes de pared de madera natural.

Ahora ya sabes que puedes usar la creatividad y explorar las posibilidades de los colores para crear diferentes ambientes en los espacios de tu casa. Combínalos con muebles, iluminación y objetos de decoración bonitos para un ambiente moderno y lleno de personalidad.

Colores hermosos para pintar la casa por fuera

Los colores no solo sirven para embellecer las casas, sino también para transmitir sensaciones e influir en los ánimos. El blanco es el color más elegido para pintar las fachadas de las casas, pero no es tu única opción.

Entiende cómo otras tonalidades pueden dar un aspecto armonioso a tu residencia:

1. Blanco

Simbolizando la paz y la tranquilidad, el blanco puede usarse en cualquier área y es una de las opciones más populares para pintar el exterior de las casas. Es una tonalidad versátil que se puede combinar con portones, puertas, ventanas y otros detalles en la fachada en colores más intensos, como el negro.

Fotografía de una casa de color blanco con características tejas de arcilla, lo que le da una imagen fresca y acogedora.

2. Azul

El color de la serenidad hará que tu casa sea aún más agradable por fuera. Puedes explorar matices más suaves y claros, como los de un azul celeste, o apostar por un azul índigo, muy vivo y lleno de alegría. Es uno de los mejores colores para decoraciones de otoño.

Una foto de la fachada de una casa la cuál es completamente de color azul, lo que le aporta serenidad al lugar.

3. Verde

Al igual que el azul, el verde también tiene una simbología que evoca tranquilidad, calma y salud. Con muchas variaciones de tonalidades, el color te permite probar que matices te agradan más, desde las más intensas y vivas, hasta las suaves o naturalistas.

La parte superior de una casa en color verde claro con algunos detalles en blanco y ventanas con marco de madera en tono maple.

4. Amarillo

Para traer más alegría y vivacidad a la calle de tu barrio, el amarillo es el color ideal. Desde tonos claros hasta los más llenos de energía, es un color que gusta a muchas personas y permite combinar con detalles en blanco, maderas y jardines floridos y bien verdes.

Una fotografía de los pisos superiores de dos casas cuyas fachadas son de color amarillo con algunos detalles en maple o naranja, lo que dota de alegría y vida al vecindario montañoso en el que se encuentran.

5. Negro

Sí, la parte externa de tu casa puede ser pintada de color negro. Es una opción sobria que transmite mucha elegancia. Debido a su tonalidad profunda, es ideal equilibrar visualmente incorporando elementos más claros, como ventanas y puertas blancas, por ejemplo. Es un color muy utilizado en proyectos residenciales más modernos.

Fotografía de la fachada de una casa de diseño muy elegante y moderno en color negro con algunos detalles dorados para más sofisticación.

¿Viste cómo es posible salir de lo básico e invertir en una pintura auténtica para tu casa? Decide por tu paleta y tonalidades preferidas y ¡buena reforma!

¿Cómo combinar colores?

La combinación de colores en la pintura de tu casa se puede hacer a partir del círculo cromático. Este es un método de organización de colores en un círculo. A partir de él, tenemos las siguientes clasificaciones:

  • Colores análogos: son aquellos en secuencia en el círculo y tienen el mismo color base (por ejemplo, amarillo, amarillo-verdoso y amarillo anaranjado);

    La foto presenta la fachada de una casa color salmón, en la que las ventanas y puerta son de color rojo con un marco de color blanco.

  • Colores complementarios: están ubicados en posiciones opuestas en el círculo (por ejemplo, naranja, violeta y verde).

    Una fotografía de una gran casa con una combinación de colores en el que el amarillo es el principal mientras que el secundario es mamey, todo complementado por detalles en color verde.

En esta forma de organización, están presentes los colores primarios, secundarios y terciarios, permitiendo innumerables combinaciones de tonalidades para tu casa. Además de este factor, también es útil identificar la temperatura de los colores para combinarlos de la mejor manera.

Los colores se dividen en: cálidos, neutros y fríos. Los tonos cálidos son vibrantes, divertidos y llamativos. Proporcionan una sensación de energía y acogida.

Las tonalidades neutras tienen menos saturación e intensidad. Las que más se destacan son: blanco, negro, gris, beige y marrón. En cuanto a los colores fríos, se caracterizan por una baja amplitud de color y transmiten calma y frescura al ambiente. Están compuestos por tonos de azul, verde y violeta.

Ahora que conoces todas estas características de los colores, podrás tomar una excelente decisión respecto a los colores más hermosos para pintar tu casa. ¡Elige los que se adapten más a tu gusto y estilo de decoración y haz un buen cambio!

La imagen presenta la ventana de una casa de color naranja fuerte junto a la ventana de la casa vecina la cual es de color purpura.

Continúa en el blog de InCassa para mantenerte al tanto de otros contenidos con ideas ricas de decoración, reforma y muebles ideales para cada ambiente. ¡Nos vemos en el próximo post!